¿Cómo creamos nuestro futuro?

El mundo entero está en crisis y nadie sabe decirnos cómo acabará esta historia. Leyendo distintos análisis realizados por científicos, economistas, epidemiólogos, políticos, y otros, todos concuerdan que esta situación se extenderá por un tiempo. Algunos hablan de meses. Otros hablan de años. Lo que es cierto es que es muy poco probable que lo que llamábamos “normal” vuelve a existir tal como lo era.

Se habla de que la manera de socializar cambiará para siempre. Se dice que la forma en que podremos desplazarnos por el mundo no será igual. Está claro que nuestros derechos civiles en cuanto a libertades han sido afectados de manera radical, y hay quienes temen que no los recuperaremos del todo. Sin embargo, dentro de este caos, existen oportunidades.


Una crisis siempre es un llamado de atención, que nos puede llevar a la ruina, o al renacimiento. Y nosotros debemos elegir, es ahora, es el momento. ¿Te gustaría aprovechar para cambiar para siempre tus hábitos de consumismo? ¿Qué tal si salimos de esta encerrona con una mejorada capacidad de estar, soltando para siempre la necesidad de hacer siempre cosas? ¿Será posible que tanto tiempo con nuestros familiares nos hagan enfrentar y resolver temas que luego nos dejarán más ligeros y capaces de perdonar y de amar? ¿Será ésta una profunda e intensa invitación a que valoremos más cada instante que vivimos?

Todo lo que ha llegado a existir en el mundo material, fue primero un sueño. Nos invito a soñar el mundo en el que queremos despertar. Soñemos juntos un mundo donde nuestras vidas están más en armonía con nuestra hogar - el planeta Tierra. Soñemos todos con una cotidianidad basada en la conciencia del impacto no sólo de nuestras acciones, sino también de nuestras emociones, sobre el entorno y sobre nuestros propios cuerpos.


Soñemos, y demos un paso firme hacia este futuro hoy mismo. Estando en casa es buen momento para soñar despiertos, imaginando, visualizando, respirando, sintiendo, creando, creyendo, sabiendo... que un mundo mejor es posible.